Manejo en ripio

Guía práctica para manejar en este terreno poco habitualos

El manejo en ripio no es difícil. Es diferente. Hay que tomar más recaudos. Para ello hemos construido esta guía rápida:

  • Es fundamental no tener miedo.
  • Sostener el volante con ambas manos en todo momento.
  • Circular a no mas de 60km/h.
  • Usar el freno lo menos posible.
  • Chequear el estado de las 4 cubiertas sin olvidar controlar la rueda de auxilio. A las 5 gomas elevar la presión en 5 libras, muy útil para evitar pinchazos.
  • Cuando vamos logrando altura, sobre todo a partir de los 2000 metros, las cubiertas ganan presión. Si salimos desde el llano con 30 psi de presión, al llegar a una altura de 3000 metros es posible que haya subido a 40 psi.
  • Tener en cuenta que en curvas el vehículo puede perder estabilidad.
  • Si existiera una huella, suele ser el mejor lugar para transitar.
  • En el caso de atravesar badenes de ripio / tierra / arena con agua, hacerlos en el sentido que baja el agua, y nunca al revés. Corres riesgo de encajarte.
  • Visualizar las piedras grandes y filosas que son las que nos pueden romper una cubierta. Nunca quitar la mirada de la ruta.
  • Si dispones de un vehículo con control de estabilidad, chequea que esté activado.
  • Cuando los caminos son angostos y se dificulta el paso de dos autos a la vez, siempre tiene prioridad el que viene en ascenso.
  • Como en cualquier ruta, las luces bajas siempre encendidas.